Archivos de la categoría ‘Sequía’


Origen: Estudian cómo influye el tipo de alimentación de las vacas en la producción de la leche – Perulactea

Estudian cómo influye el tipo de alimentación de las vacas en la producción de la leche.

La producción de las vacas lecheras puede ser muy diferente en función de su alimentación.Investigadores de León y Galicia han comparado la nutrición de los animales de granjas ecológicas, que apuestan por el pastoreo, y de dos tipos de granjas convencionales, las que se basan en los piensos. El consumo de forraje y pastos proporciona muchas proteínas, pero hace que la cantidad de leche sea inferior. Los resultados de esta investigación, publicados en la revista Animal, sirven de base para ofrecer consejos a los ganaderos.

Anuncios

https://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2018/09/25/un-futuro-lleno-de-plastico.aspx

https://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2018/09/25/un-futuro-lleno-de-plastico.aspx


image-1269282129.jpg

Las altas temperaturas que pueden presentarse en cualquier momento del año y la escasez de precipitaciones complican el desarrollo de los maíces en proceso de floración y llenado de grano. Tenga en cuenta estas claves para guardar de forma segura el producto.

http://www.contextoganadero.com/cronica/asi-se-ensila-maiz-afectado-por-calor-y-sequia

El verano que en Colombia es frecuente en varias zonas del país y la ausencia de lluvia complican el desarrollo de los maíces de la campaña gruesa, que se encuentran en proceso de floración y llenado de grano, período crítico de mayor demanda de agua. (Lea: Todo lo que debe saber del ensilaje para ganado bovino)

Frente al escenario desfavorable, especialistas del INTA, privados y del sector elaboraron un informe con recomendaciones para el ensilado de maíces afectados por estrés hídrico y calórico, con el objetivo de recuperar la mayor cantidad de materia seca disponible en los lotes afectados, conservar la calidad del forraje guardado y disminuir las pérdidas.

Entre las primeras recomendaciones, Federico Sánchez, especialista del INTA Manfredi –Córdoba–, sugirió conocer el ciclo del híbrido utilizado y tener en cuenta el período de madurez fisiológica respecto al porcentaje de materia seca (MS) que puede acumularse “para no adelantar la fecha de picado de un material que aún le queda tiempo de desarrollo”.

En épocas de estrés hídrico, la principal deficiencia de los cultivos se manifiesta en el contenido de grano, la mayor fuente de energía para el silaje –que determina luego la calidad del alimento– y el mayor insumo para la acumulación de MS. Por eso, “será normal que los materiales tiendan a ser ensilados con niveles de MS por debajo del 30 %, menos de lo ideal para un buen proceso fermentativo”, señaló Sánchez.

Otro aspecto para considerar en el manejo de forraje es la altura de corte, que debe ajustarse a la condición de cultivo. En maíces muy secos con más del 40 % de MS, se recomienda disminuir la altura de corte, ya que la humedad tiende a concentrarse en la parte basal de la planta y facilita la compactación del silo. (Lea: Silobolsa, una herramienta que no puede faltar en su predio)

Por el contrario, en maíces con más de 70 % de su peso en agua y menos del 30 % de MS, es conveniente “realizar un corte con una segadora o cortadora, efectuar un preoreo con el objetivo de perder humedad, y luego recolectarla cuando alcance, al menos, un 35 % de MS con la picadora equipada con un cabezal pick-up”, detalló Sánchez.

De acuerdo con el técnico, en el guardado de cultivos con preoreo y alto contenido de materia seca resulta más difícil eliminar el aire y se corre el riesgo de generar “silajes calientes” con pérdida de nutrientes. En este sentido, resaltó la importancia de reducir el tamaño de picado en pos de priorizar la compactación por sobre el efecto de “fibra efectiva”.

En tanto, Fernando Clemente, coordinador zonal de la Cámara Argentina de Contratistas Forrajeros, indicó “elevar la plataforma de corte de la máquina, disminuir el tamaño del picado para eliminar agua durante el proceso y hacer silos con mucha densidad que eviten la acumulación de aire, el mayor enemigo del proceso de conservación”.

Desde el híbrido hasta el animal

Para Clemente, “el proceso de ensilado no comienza en la cosecha, sino que comprende desde la elección del híbrido, la preparación de la tierra hasta que llega a la boca del animal”. “Cada ineficiencia durante los procesos aumenta el nivel de pérdidas e implica proteína y energía que no se convierte en leche y carne”, añadió. (Lea: Silos para el ganado ¿con o sin aditivos?)

Asimismo, el técnico consideró fundamental realizar el inoculado –con productos aprobados por Senasa– para mejorar los procesos de fermentación. “Es un seguro que tenemos frente a las condiciones que no son las ideales para el almacenamiento”, definió.

En general, los inoculantes están compuestos por bacterias y enzimas que permiten, de forma natural, una rápida acidificación del material ensilado. Entre las ventajas, su uso aporta a la estabilización del forraje, evita la proliferación de hongos y el desarrollo de micotoxinas, prolonga la conservación en el tiempo y mejora la calidad como alimento.

En tanto, Sánchez comentó que, con el objetivo de sacar mejor provecho de los lotes afectados por la baja producción de granos, muchos productores decidieron ensilar campos destinados a cosecha para poder liberarlos –además de los ya previstos para picar– y habilitar la siembra de otro cultivo apenas se produzcan las próximas precipitaciones.

“Bajo estas condiciones, los silajes confeccionados en un establecimiento agrícola serán comercializados a otros establecimientos ganaderos que los consumirán”, afirmó Sánchez, quien recomendó confeccionar el silo a una distancia prudente respecto del lugar donde va a ser consumido y en el marco de un trayecto que pueda recorrerse diariamente con un mixer o un acoplado forrajero. (Lea: Silo de maíz todo el año, negocio de Los Tamarindos)

Asimismo, Clemente remarcó que, en condiciones de sequía, los maíces con desarrollo limitado por déficit hídrico pueden contener una alta concentración de nitrógeno y nitratos, que provocaría la formación de compuestos tóxicos para los animales.

En este sentido, sugirió analizar los ensilados antes del suministro y tener precaución al trabajar con cultivos con altos niveles de fertilización o picados luego de una lluvia, debido a que son escenarios que aumentan estos riesgos.


https://blogs.worldbank.org/voices/es/para-transformar-la-extension-agropecuaria-demos-participacion-a-los-jovenes?CID=ECR_TT_worldbank_ES_EXTP

Fuente: Banco Mundial

Durante la semana de Extensión Agropecuaria de África, celebrada hace poco en Durban, se escuchó repetidamente una frase: “En África la demanda de alimentos está aumentando y se espera que se duplique para 2050“. Es por esto que vemos oportunidades de crecimiento continuo y de empleo en la cadena de valor de la agricultura y es también el motivo por el cual la extensión agropecuaria (o la capacitación) resulta más importante que nunca.

¿Qué es exactamente la extensión agropecuaria? Con ella se busca brindar servicios de asesoría acerca de diversas tecnologías que pueden resultar útiles para quienes se dedican a los cultivos, la cría de ganado o la pesca, entre otros. “


http://www.bancomundial.org/es/topic/waterresourcesmanagement?CID=ECR_TT_worldbank_ES_EXT

Para alimentar a 9000 millones de personas en 2050 será necesario que la producción agrícola aumente en un 60 % y la extracción de agua en un 15 %. Más de la mitad de la población mundial vive ahora en zonas urbanas. En 2025, alrededor de 1800 millones de personas habitarán en regiones o países con escasez absoluta de agua. En la actualidad, la seguridad hídrica es un problema importante y parece ir en aumento en muchos países.”